Movilización de personas dependientes: Enderezamientos


El objetivo de este tipo de técnicas es lograr colocar el cuerpo de la persona dependiente en una posición de confort que ha perdido por un deslizamiento de su cuerpo hacia los pies de la cama o hacia delante en una silla (Ver Imágenes 1 y 2).

Enderezamiento en una camaImagen 1. Enderezamiento en una cama

Enderezamiento en una sillaImagen 2. Enderezamiento en una silla

La acción necesaria en estas técnicas es una traslación horizontal del cuerpo de la persona dependiente logrando un efecto de arrastre de su cuerpo con un mínimo levantamiento. Dicho levantamiento se realiza siempre mediante un gesto de contrapeso para neutralizar su masa, minimizando de esta manera las necesidades de cargar con el cuerpo de la persona dependiente. Todas estas circunstancias convierten a los enderezamientos en técnicas incluidas en los grupos no ponderales con un componente importante de verticalización.

Enderezamiento en una cama o camilla estando la persona dependiente en la posición de acostado sobre la espalda

En el inicio de la técnica, la persona dependiente está en posición de acostado sobre la espalda. La acción debe ser realizada habitualmente por dos cuidadores de salud. El gesto tipo a utilizar es la finta combinada bien con una bóveda, un pórtico o un gesto de contrapeso (Ver Imagen 3). En este último caso se utiliza como ayuda técnica, una terna o entremetida o lonetas de movilización (Ver Imagen 3).

Enderezamiento en una cama con la persona dependiente acostada sobre la espaldaEnderezamiento en una cama con la persona dependiente acostada sobre la espaldaEnderezamiento en una cama con la persona dependiente acostada sobre la espaldaImagen 3. Enderezamiento en una cama con la persona dependiente acostada sobre la espalda

Como posición de partida es necesario neutralizar las manos de la persona dependiente. Para ello se coloca la mano más útil abarcando la menos útil. Esta acción tiene por objeto prevenir agarres extemporáneos a la cama por parte de la persona dependiente que dificulten el desarrollo de la acción. Se flexiona la extremidad inferior para facilitar el apoyo pasivo sobre A los talones. Es necesario ser cuidadoso con el pelo en aquellas personas que lo lleven largo, a efectos de eliminar tracciones sobre cervicales durante la acción. Los pasos a seguir son:

  • El movimiento se inicia adoptando los cuidadores la posición adecuada para la realización del gesto de finta, colocando la extremidad que genera el movimiento a la altura de los hombros de la persona dependiente y la que se coloca en extensión lateral hacia el extremo de la cama o camilla.
  • Cada cuidador de salud efectúa un punto de contacto en la nalga de la persona dependiente, interponiendo sus manos para prevenir el efecto abrasivo de la lencería en esa zona. Coloca la otra en el omóplato de la persona dependiente que corres ponde con el de su lado. El codo está en flexión orientado hacia la dirección del movimiento. Esta posición da firmeza y seguridad a toda la extremidad inferior, evitando subluxaciones sobre la muñeca y tensiones excesivas en el hombro, ya que permite un movimiento en bloque dirigido desde las caderas (Ver Imagen 4).

Correcta colocación de las manosImagen 4. Correcta colocación de las manos

  • Desde esa posición se realiza la bóveda en aquellas situaciones resueltas en modo pasivo o un pórtico en las resueltas con un modo con ayuda. La técnica se ejecuta realizando un gesto de finta para producir un efecto de arrastre pasivo del cuerpo de la persona dependiente.
  • En el caso de camas muy anchas puede minimizarse la distancia para la realización de la bóveda colocando la rodilla que inicia el gesto de finta encima de la cama, siempre a la altura del hombro de la persona dependiente.
  • Si la técnica se ejecuta mediante el gesto de contrapeso, la posición de los cuidadores de salud es la misma que en el anterior. Los puntos de agarre sobre la entremetida se realizan con las manos en supinación, manteniendo la extremidad superior que corresponde al agarre sobre la parte de las caderas de la persona dependiente en extensión pegado al cuerpo y la otra en flexión.
  • En el caso de resolver mediante un pórtico la colocación de los brazos de la persona dependiente y la secuencialización clara y concisa de las instrucciones por parte del cuidador que dirige la acción, tanto para la persona dependiente como para su compañero, van a ser determinantes en la correcta ejecución de la técnica.

Enderezamiento de una persona dependiente en la posición de sentado con el cuidador enfrente mediante un gesto de contrapeso

Esta situación puede resolverse con varias técnicas que varían según el abordaje que realice el cuidador de salud al cuerpo de la persona dependiente.

  • Si el abordaje se hace desde el frente es necesario, previo a la técnica, recolocar a la persona dependiente en una posición correcta de sedestación llevando su tronco hacia delante, por un movimiento de flexión, generado por apoyo en la cadera más alejada y efecto de plegado sobre el omóplato más alejado.
  • A continuación se realiza un bloqueo de la rodilla correspondiente al lado más útil de la persona dependiente, apoyando las del cuidador sobre los bordes anatómicos de la del paciente (Ver Imagen 5). En posición de banqueta se efectúa un gesto de contrapeso atrayendo el cuerpo de la persona dependiente por medio de apoyos de las manos orientadas hacia los hombros pasando por debajo de las axilas de la persona dependiente (Ver Imagen 6).

Bloqueo de rodillaImagen 5. Bloqueo de rodilla

Atracción del cuerpo de la persona dependiente mediante gesto de contrapeso

Atracción del cuerpo de la persona dependiente mediante gesto de contrapesoImagen 6. Atracción del cuerpo de la persona dependiente mediante gesto de contrapeso

  • Cuando la persona dependiente se despega de la silla, el cuidador baja su centro de gravedad y genera empuje con sus rodillas sobre las de la persona dependiente provocando el enderezamiento (Ver Imagen 7).

Enderezamiento por delante. Se baja el centro de gravedad y se genera un empuje con las rodillas

Enderezamiento por delante. Se baja el centro de gravedad y se genera un empuje con las rodillas

Enderezamiento por delante. Se baja el centro de gravedad y se genera un empuje con las rodillas

Enderezamiento por delante. Se baja el centro de gravedad y se genera un empuje con las rodillasImagen 7. Enderezamiento por delante. Se baja el centro de gravedad y se genera un empuje con las rodillas

Enderezamiento de una persona dependiente en la posición de sentado con el cuidador situado enfrente o en el lateral por desplazamiento del centro de gravedad

En aquellas situaciones en las que la persona dependiente no toca con los pies el suelo por ser de baja estatura o por haber sufrido la amputación de las piernas, los enderezamientos en posición de sentado se pueden realizar mediante una traslación hacia atrás colocándose el cuidador enfrente de él para generar el movimiento por alternancia del centro de gravedad en cada lado (Ver Imagen 8).

Enderezamiento mediante alternancia del centro de gravedadImagen 8. Enderezamiento mediante alternancia del centro de gravedad

  • La técnica se lleva a cabo basculando el cuidador lateralmente y de forma alternativa el cuerpo de la persona dependiente para liberar la cadera contraria, bloqueando la que contiene el centro de gravedad en la silla. El movimiento de balanceo se combina con un empujón sobre la cadera liberada que va hacia el fondo de la silla. La cabeza mantiene el principio rector del movimiento debiendo orientarla hacia él. La otra mano controla la posición y protege la cabeza de la persona dependiente con un apoyo en el hombro correspondiente al lado bloqueado (Ver Imagen 9).

Correcta ejecución del gesto de empuje Correcta ejecución del gesto de empujeImagen 9. Correcta ejecución del gesto de empuje

  • Es necesario proteger el gesto de empuje con la colocación del codo del cuidador en su cadera o muslo en una posición de consola. El gesto siempre se realiza empujando desde las caderas del cuidador hacia el centro de la silla, impidiendo así un movimiento de rotación de las caderas con apertura excesiva de las piernas de la persona dependiente (Ver Imagen 9).

Enderezamiento en la posición de sentado realizado por dos cuidadores de salud colocados lateralmente

Si los niveles de dependencia de la persona lo aconsejan la técnica de enderezamiento debe realizarse por dos cuidadores de salud colocados lateralmente al cuerpo de la persona dependiente y enfrente el uno del otro.

  • En los enderezamientos laterales, con dos cuidadores en modo pasivo, es importante ir a la posición de halterofilia colocando los cuidadores sus cabezas apoyadas en la espalda de la persona dependiente para generar los efectos de bóveda y control hacia delante de la posición inclinada de la persona dependiente, para evitar la aparición de obstáculos subjetivos debidos a la proximidad que obliga la técnica.
  • Un cuidador sujeta la muñeca más alejada de la persona dependiente con un gesto de abrazo por detrás. Si no fuera necesario controlar los dos brazos del paciente se puede colocar su mano sobre la cadera más alejada. El otro se apoya en el brazo del compañero realizando a la vez un movimiento de atracción hacia sí para asegurar esta postura. La posición de partida se completa uniendo los cuidadores de salud su otra mano por debajo de los muslos del paciente en una zona que respete el hueco poplíteo y que el asiento no estorbe el movimiento o dañe las manos de los cuidadores. Lo más adecuado es que el cuidador que tenga la muñeca más fuerte sujete la del otro compañero.
  • El movimiento de enderezar el cuerpo de la persona dependiente se realiza desde esta posición con un gesto de finta desde la cadera reforzado con otro de barrido de la rodilla de los cuidadores hacia el fondo del asiento.
  • En los enderezamientos laterales con dos cuidadores, en el modo con ayuda del paciente o en aquellas situaciones en las que la proximidad no representa un obstáculo subjetivo a considerar, pueden realizar el apoyo de manos en las caderas de la persona dependiente pasando los brazos de la persona dependiente por encima de los hombros de ambos, evitando cuidadosamente que traccione sobre sus cervicales. A continuación, se realiza una bóveda por delante, manteniendo la posición de halterofilia y el agarre de las muñecas por debajo de los muslos del paciente.

Enderezamiento en la posición de sentado realizado por un cuidador de salud situado detrás de la persona dependiente

En los enderezamientos resueltos con una técnica de abordaje del cuerpo de la persona dependiente por detrás de la silla, la cabeza del cuidador hará una bóveda al apoyarse sobre la espalda de la persona dependiente en el espacio situado entre la columna vertebral y los omóplatos del paciente (Ver Imagen 1).

Enderezamiento de sentado con el cuidador situado detrás de la persona dependiente

Enderezamiento de sentado con el cuidador situado detrás de la persona dependiente

Enderezamiento de sentado con el cuidador situado detrás de la persona dependiente

Enderezamiento de sentado con el cuidador situado detrás de la persona dependienteImagen 1. Enderezamiento de sentado con el cuidador situado detrás de la persona dependiente

Nunca deben realizarse directamente apoyos sobre las apófisis espinosas o los omóplatos para evitar molestias. Esta posición cumple el doble objetivo de evitar cargas sobre la espalda del cuidador, al aplicar el principio de la bóveda, y mantener la posición inclinada hacia delante del cuerpo de la persona dependiente, lo que permite neutralizar su peso aplicando el principio de la balanza. Las manos del cuidador se apoyan sujetando los antebrazos o las muñecas de la persona dependiente colocados de tal forma que protejan su abdomen con ellos.

Es importante tener en cuenta que el movimiento solo será posible si se inicia desde las caderas del cuidador hacia atrás, colocado en posición de banqueta. El gesto se ejecuta extendiendo las piernas que estarán lo más cerca posible a la silla.

Enderezamiento en la posición de sentado realizado por un cuidador de salud situado detrás de la persona dependiente con un modo participativo

Previo a la realización de esta técnica, el cuidador de salud lleva a la posición de sedestación correcta el cuerpo de la persona dependiente y coloca el lado más útil en una posición que le permita apoyarse en él para facilitar el movimiento de su cuerpo. En este sentido apoya el pie y la mano de la persona dependiente en el suelo y el reposabrazos del sillón en posiciones funcionales:

  • La posición de partida se realiza colocándose el cuidador de salud por detrás del asiento de la persona dependiente, facilitando el apoyo del miembro superior en el antebrazo del sillón evitando presas de agarre sobre el mismo.
  • La mano de la persona dependiente se mantiene con los cinco dedos unidos. La mano del cuidador de salud que corresponde al lado más útil se coloca en la cadera de la persona dependiente. La otra mano neutraliza el brazo menos útil con un apoyo sobre la muñeca de ese lado evitando abarcar la muñeca de la persona dependiente con un agarre total (deben verse la uñas de la mano del cuidador) (Ver Imagen 2).

Enderezamiento por detrás en modo participativoEnderezamiento por detrás en modo participativoImagen 2. Enderezamiento por detrás en modo participativo

  • La posición se completa colocando el cuidador su cabeza apoyada entre los omóplatos de la persona dependiente, evitando la zona anatómica de las vértebras.
  • Desde esta posición se busca la participación de la persona dependiente con la instrucción: “apóyate en tu mano y en tu pie”. La técnica continúa cuando la persona dependiente realiza el apoyo deseado llevando el cuidador de salud las caderas de la persona dependiente hacia el fondo de la silla.

Consideraciones a tener en cuenta

Cuando se trata de técnicas que deben resolver los problemas planteados por un deslizamiento del cuerpo de la persona dependiente hacia los pies de la cama, como son los planteados por la posición de semiincorporación cuando está acostado, es necesario constatar la eficacia práctica de los recursos del principio de la balanza y el desplazamiento balístico de una masa así como el “contrapeso”. Por otro lado, en estas técnicas se podrá comprobar, mejor que en ninguna otra, que solo desde una correcta colocación del cuidador con respecto al cuerpo de paciente en el inicio de la técnica, se podrá ejecutar sin cargar el peso que representa el cuerpo de la persona dependiente. Tener presente para la realización correcta:

  • Se comprueba una vez más que es inútil esforzarse en levantar y cargar “a peso” lo que puede ser atraído o deslizado. Desde ese momento, el cuidador de salud puede adquirir las habilidades y expresión gestual positiva de cara a resolver con seguridad los aspectos biomecánicos de la movilización del cuerpo humano en posición extendida.
  • La técnica se inicia con los cuidadores de salud colocados hacia la cabecera de la cama o camilla en posición de seguridad, con la realización bien de un pórtico, bien de una bóveda o de la posición de “contrapeso” si se utilizan lonetas de movilización o cualquier otra ayuda técnica. El movimiento se iniciará con un gesto de finta sobre la cadera de la extremidad inferior que está flexionada basculando hacia la estirada por flexión de esta, sin realizar ningún movimiento de levantamiento de las caderas por extensión de las piernas del cuidador. El pie del miembro inferior en extensión debe colocarse en la dirección del movimiento para evitar rupturas del plano anatómico con la consiguiente subluxación de tobillo y bloqueo de la rodilla y la cadera.
  • En los enderezamientos con el paciente sentado se puede constatar que el peso de la cabeza, los brazos y la cintura escapular del paciente puede ser utilizado positivamente para generar un movimiento de sus caderas que basculan en sentido contrario (principio de la balanza).
  • En este tipo de situaciones es muy útil apreciar la gran variedad de circunstancias que hay que tener en cuenta a la hora de elegir la técnica más adecuada en función de la personalidad del cuidador, de las condiciones de accesibilidad del entorno y de las características personales de la persona dependiente.
  • En los enderezamientos por delante, el cuidador debe controlar cuidadosamente la altura de las rodillas del paciente echando los pies de este hacia atrás para hacerlas accesibles a las rodillas del cuidador. El punto de apoyo sobre las rodillas del paciente siempre se aplica en su borde anteroexterno con el borde anterointerno de las rodillas del cuidador. Se debe evitar cuidadosamente cualquier tipo de tracción y empuje sobre la rótula.
  • El impulso hacia arriba de la pelvis del paciente se realiza atrayendo hacia sí el cuerpo del paciente en un gesto de contrapeso con un bloqueo de sus rodillas lo que permite neutralizar el peso de sus caderas oponiendo el de su cabeza, sus brazos y cintura escapular. El gesto de contrapeso permite integrar el centro de gravedad del paciente en el polígono de sustentación del cuidador. Nunca se debe reforzar este movimiento bajando el centro de gravedad del cuidador en la primera fase, ya que se producirían bloqueos de caderas y rodillas que comprometerían el posterior desarrollo de la técnica.
  • Las manos del cuidador deben colocarse pasando debajo de las axilas del paciente por encima de los omóplatos con las palmas de las manos hacia arriba y los dedos juntos para evitar sensaciones desagradables de agarre y tracción. Nunca se deben estimular los reflejos de oposición traccionando sobre las axilas. La cabeza del paciente debe colocarse dirigida hacia fuera.
  • El gesto de enderezamiento del cuerpo del paciente hacia la postura de sedestación correcta se produce bajando el cuidador su centro de gravedad desde la posición anterior, lo que le va a permitir bascular las caderas del paciente hacia atrás, manteniendo en todo momento el control de su propio centro de gravedad e integrándolo, si es preciso, en el polígono de sustentación del paciente.
  • En los enderezamientos por detrás en modo participativo se puede sustituir el apoyo de la persona dependiente con la mano por el de todo el antebrazo o bien realizarlo con los codos. La elección dependerá de las posibilidades físicas y de la voluntad de la persona dependiente.

Biografia del Autor

...
bio

Shuory Moory

Cras sit amet nibh libero, in gravida nulla. Nulla vel metus scelerisque ante sollicitudin commodo. Cras purus odio, vestibulum in vulputate at, tempus viverra turpis. Fusce condimentum nunc ac nisi vulputate fringilla. Donec lacinia congue felis in faucibus.



Articulos Relacionados

100%x200

Reanimación Cardiopulmonar Básica en Adultos y Desfibrilación Automática Externa

En relación con la reanimación cardiopulmonar básica en adultos y desfibrilación automática externa, podemos indicar que las causas más importantes de las muertes que se producen como consecuencia de accidentes, ataques cardiacos y otras urgencias médicas son


Leer más

100%x200

Reanimación Cardiopulmonar Básica en Adultos y Desfibrilación Automática Externa

En relación con la reanimación cardiopulmonar básica en adultos y desfibrilación automática externa, podemos indicar que las causas más importantes de las muertes que se producen como consecuencia de accidentes, ataques cardiacos y otras urgencias médicas son


Leer más

100%x200

Reanimación Cardiopulmonar Básica en Adultos y Desfibrilación Automática Externa

En relación con la reanimación cardiopulmonar básica en adultos y desfibrilación automática externa, podemos indicar que las causas más importantes de las muertes que se producen como consecuencia de accidentes, ataques cardiacos y otras urgencias médicas son


Leer más