Toma de constantes en la persona anciana (Parte 1)


La valoración del funcionamiento de órganos tan importantes como el cerebro, el corazón o los pulmones está incluida dentro de las funciones del personal de enfermería. Mediante esta valoración se puede detectar cualquier alteración que se produzca en el paciente y, en consecuencia, prestar unos cuidados adecuados. Por ello, es necesario describir cada uno de los parámetros que deben ser incluidos en esta valoración, como es la temperatura corporal, la respiración, el pulso y la tensión arterial.

Temperatura corporal en la persona anciana

El centro termorregulador, ubicado en el hipotálamo, es el encargado de controlar dicho parámetro. Los valores de temperatura considerados normales en el ser humano son los que se encuentran entre los 36 y 37 ºC. En consecuencia, cualquier variación que no se ubique dentro de este rango será considerada alteración de la temperatura corporal. Así, por ejemplo, se distingue:

  • Fiebre, pirexia o hipertermia: temperatura corporal superior a 38 ºC.
  • Febrícula: temperatura corporal entre 37,1 ºC y 37,9 ºC.
  • Hipotermia: temperatura corporal inferior a 35 ºC.

Por otra parte, la pérdida de calor, o también llamada termólisis, puede deberse a distintos mecanismos tales como:

  • Conducción: la pérdida de calor se produce por contacto directo entre un cuerpo y otro (sólidos que están en contacto).
  • Radiación: la emitida por un cuerpo debido a su temperatura. Hacia sólidos que no están en contacto.
  • Convección: pérdida de calor producida por corrientes de aire.
  • Evaporación: la pérdida de temperatura se produce a través de la piel (sudoración) y de los pulmones.

Del mismo modo, es importante conocer que existen diversos factores que influyen en la pérdida de temperatura tales como:

  • La edad: en el anciano la ausencia de actividad, el enlentecimiento de la circulación sanguínea o la disminución de los mecanismos compensadores son algunas de las razones que explican la disminución de dichos valores.
  • El ejercicio: la práctica de deporte conlleva a un aumento de la temperatura corporal.
  • La hora del día: existen variaciones de temperatura a lo largo del día. Así, por ejemplo, mientras que en las primeras horas de la mañana existe un ligero descenso de la temperatura corporal, al inicio de la tarde esta tiende a elevarse algunas décimas. Ello es debido, fundamentalmente, a la actividad realizada y a los procesos digestivos.

Con el paso de los años y como respuesta fisiológica se producen una serie de cambios en la temperatura corporal: disminuye la sensibilidad de los receptores, ante modificaciones de la temperatura ambiental, también se responde de forma irregular a los estímulos por parte del hipotálamo y, sobre todo, disminuyen las manifestaciones de los sistemas efectores (se reduce la sudoración, las respuestas vasomotoras y la capacidad de contracción muscular, por lo que la sensación térmica está modificada). A estos cambios también contribuyen otros aspectos, como son la cognición, la inmovilidad o la limitación funcional, entre otros.

Toma de Constantes en la Persona Anciana

Como se ha indicado antes, la hipotermia es la situación que se produce cuando existe un desequilibrio entre las pérdidas de calor (que son mayores) y la producción. Es el descenso de la temperatura corporal por debajo de 35 ºC y se clasifica en función de los grados: siendo leve entre 32º y 35º, moderada entre 28º y 32º y grave cuando desciende los 28º.

En la vejez existen diversos factores que favorecen la presencia de hipotermia: causas exógenas (principalmente las caídas con permanencia en el suelo, la exposición prolongada al frío o la inmersión en agua fría) o endógenas (el propio proceso de envejecimiento, consumo de fármacos, trastornos metabólicos, neurológicos, de la cognición, alteraciones multiorgánicas, quemaduras de gran extensión y la inmovilidad).

Asimismo, la hipertermia, aun siendo menos frecuente que la hipotermia en la vejez, también se debe tener en cuenta, y más según se va acentuando el cambio climático. La causa exógena más frecuente es la exposición a temperaturas elevadas y consumo importante de alcohol.

Cabe resaltar que el termómetro que se emplea en la práctica clínica está basado en la escala centígrada o celsius. Además, hay que señalar que en función de la zona donde este se coloque para proceder a la toma de la temperatura corporal, pueden existir variaciones. Así, por ejemplo, si se toma en la boca, en la axila o en el recto existirá una diferencia entre ellas en torno a medio grado centígrado. Por norma general la zona más empleada es la axilar, ya que es más cómoda para el paciente, pero también es la técnica menos exacta. No lo es sin embargo la vía bucal, que por el contrario se considera la vía más precisa.

Toma de temperatura axilar en la persona anciana

Para una adecuada toma de temperatura se requiere seguir los siguientes pasos:

  • Lavarse las manos y colocarse los guantes.
  • Explicar al paciente el procedimiento que se le va a realizar.
  • Colocar el termómetro en la región axilar, comprobando que el bulbo está en contacto con la piel seca.
  • Colocar el brazo del paciente sobre el tórax y el abdomen.
  • Si el paciente no puede sostener por sí solo el termómetro, el técnico en cuidados auxiliares de enfermería (TCAE) deberá hacerlo en su lugar.
  • Esperar un mínimo de 5 minutos.
  • Proceder a la retirada del termómetro, leer la temperatura y proceder a su registro en la gráfica de temperaturas.
  • Lavar el termómetro con agua y jabón. Aclararlo y secarlo bien.

Toma de temperatura bucal en la persona anciana

En el caso de elegir una toma de temperatura bucal, se recomienda:

  • Seguir los dos primeros pasos del procedimiento de toma de temperatura axilar.
  • Colocar con suavidad el bulbo del termómetro en la boca del paciente debajo de la lengua, pidiéndole que mantenga la boca y los labios cerrados.
  • Esperar un tiempo mínimo de 8 minutos.
  • Seguir los dos últimos pasos del procedimiento de toma de temperatura axilar.

Toma de temperatura rectal en la persona anciana

Para una adecuada toma de temperatura rectal, es importante seguir los siguientes pasos:

  • Seguir los dos primeros pasos del procedimiento de toma de temperatura axilar.
  • Colocar al paciente en decúbito lateral.
  • Añadir lubricante en una gasa para aplicar sobre el bulbo del termómetro.
  • Elevar la nalga superior con una mano hasta visualizar el ano. Introducir el termómetro en el recto unos 3 cm.
  • Esperar un tiempo mínimo de 3 minutos.
  • Seguir los dos últimos pasos del procedimiento de toma de temperatura axilar.

Respiración en la persona anciana

El centro regulador de la respiración se encuentra en el bulbo raquídeo. El acto de respirar comprende dos fases: la inspiración (o entrada de aire en los pulmones) y la espiración (salida del dióxido de carbono). Los valores considerados normales en el ser humano son los que se encuentran entre 12 y 16 respiraciones por minuto. Así, se conoce como eupnea la respiración tranquila y normal.

En consecuencia, cualquier variación de la misma describe alteraciones patológicas de la respiración tales como:

  • Taquipnea: cuando la frecuencia respiratoria es superior a 24 respiraciones por minuto.
  • Bradipnea: si la frecuencia respiratoria es inferior a 10 respiraciones or minuto.
  • Polipnea: respiración rápida con aumento de la frecuencia.
  • Apnea: ausencia transitoria de respiración.
  • Disnea: sensación que es percibida por el sujeto como falta de aire.

Así, el procedimiento para la toma de la respiración consiste en:

  • Lavado de manos.
  • Hacer creer al paciente que se le está midiendo el pulso cardiaco tomando su muñeca. Es beneficioso que el paciente no sepa que se está procediendo al registro de la respiración, ya que, en caso de conocerlo, esta podría alterarse.
  • Observando el tórax del paciente, contar el número de veces que se eleva el pecho durante un minuto. Si se trata de movimientos poco perceptibles, es recomendable usar un fonendoscopio.
  • Registrar el valor obtenido en la gráfica de constantes.

Biografia del Autor

...
bio

Shuory Moory

Cras sit amet nibh libero, in gravida nulla. Nulla vel metus scelerisque ante sollicitudin commodo. Cras purus odio, vestibulum in vulputate at, tempus viverra turpis. Fusce condimentum nunc ac nisi vulputate fringilla. Donec lacinia congue felis in faucibus.



Articulos Relacionados

100%x200

Reanimación Cardiopulmonar Básica en Adultos y Desfibrilación Automática Externa

En relación con la reanimación cardiopulmonar básica en adultos y desfibrilación automática externa, podemos indicar que las causas más importantes de las muertes que se producen como consecuencia de accidentes, ataques cardiacos y otras urgencias médicas son


Leer más

100%x200

Reanimación Cardiopulmonar Básica en Adultos y Desfibrilación Automática Externa

En relación con la reanimación cardiopulmonar básica en adultos y desfibrilación automática externa, podemos indicar que las causas más importantes de las muertes que se producen como consecuencia de accidentes, ataques cardiacos y otras urgencias médicas son


Leer más

100%x200

Reanimación Cardiopulmonar Básica en Adultos y Desfibrilación Automática Externa

En relación con la reanimación cardiopulmonar básica en adultos y desfibrilación automática externa, podemos indicar que las causas más importantes de las muertes que se producen como consecuencia de accidentes, ataques cardiacos y otras urgencias médicas son


Leer más

Hola, ¿Cómo podemos ayudarte?